EDITORIAL
El Ratón Doméstico parte I  -  Ver editoriales anteriores
Autor: Gonzalo Huertas - gh@cpdesinfecciones.com.ar
 

                        EL RATON DOMESTICO  (1era. Parte)

 Conviven con nosotros, comen nuestros alimentos, orinan y defecan en nuestras alacenas y armarios y nos transmiten sus parásitos. Estos roedores son una verdadera amenaza para la salud.

Originarios de Asia central, se diseminaron por Europa a través del comercio marítimo y llegaron a causar serios problemas a la humanidad, hasta causar la muerte de la mitad del mundo conocido hasta entonces, en la edad  media.

En ésta primera parte le comentaremos acerca de su biología, hábitos, comportamiento y habilidades y un poco de historia para comprender la magnitud e la amenaza de convivir con roedores. En la segunda parte, que publicaremos el viernes 6 de junio,  hablaremos de las consecuencias sobre la salud, enfermedades, estadísticas y los riesgos de tratar de combatirlas con venenos sin saber manipularlos correctamente.

1348: El Año de la Gran Desgracia:

En este año, la Peste Negra ó Peste Bubónica, arrasó con la vida de casi toda Europa. Esta enfermedad, provocada por el bacilo Yersinia pestis, era y es aún transmitida por los roedores a través de uno de sus vectores, la pulga Xenopsylla cheopis. Este pulga, al abandonar el cuerpo de la rata, transmite la infección, por picadura, a otro animal ó a propio ser humano, ocasionando la muerte en un lapso de 3 días.

Por el año 1340, se supone que la Peste Negra recorrió la ruta de la seda, es decir, la senda transasiática utilizada para el transporte de seda desde China hasta Europa. Según fuentes históricas, los comerciantes de pieles, que en aquel momento era una mercancía muy valiosa, probablemente encontraron animales muertos y  recogieron sus pieles que posteriormente vendían a occidentales, llegando a orillas del Mar Caspio, buscando como huésped a la especie de ratas, Rattus rattus.

Desde allí, la peste llegó hasta el Mar Negro, a su puerto mas importante, en la ciudad de Caffa, dominado por los genoveses que unían Oriente y Occidente.

En 1348, la peste había invadido el corazón de Europa y el contagio no pudo controlarse, con lo que todas las personas que vivían en las ciudades y cerca de puertos, quedaron expuestas al mal. La muerte sobrevenía en 3 días y los cadáveres quedaban en sus casas y en las calles, no habiendo quien se anime a enterrarlos por temor al contagio.

Las cifras de la peste:

En un es, Florencia perdió 60.000 personas; Venecia, 100.000; Marsella, 16.000; Siena, 70.000; Paris,50.000; Saint-Denis,14.000; Estrasburgo,9.000.  La isla de Chipre perdió la mitad de sus habitantes y buques sin tripulación erraban frecuentemente por el Mediterráneo. La muerte provocada por la peste negra, entre los años 1347 y 1352, sobrepasaron los 60 millones de personas.

 Hábitat: Estos ratones viven dentro y alrededor de viviendas, granjas, fábricas, comercios, a campo abierto y en cultivos. En los meses de invierno, los ratones se movilizan hacia casas y lugares habitados por personas, en busca de calor, refugio y alimento.

 Alimentación:  Son omnívoros, aunque prefieren los granos, los alimentos con alto contenido graso, ricos en proteínas y azúcares. Se alimentan de noche preferentemente y en los períodos de mayor silencio. La cantidad de alimento consumido al día, depende de 2 factores:

1-     El contenido energético del alimento.

2-     La demanda calórica del animal en el momento del consumo.

Del segundo punto se desprende que en invierno una rata consume mas cantidad y/o calidad de alimento que en verano. Investigaciones dan cuenta que una rata a 10 grados centígrados debe ingerir un 50 % mas de alimento que a 23 grados centígrados.

 Biología:  Son de hábitos nocturnos. No tienen buena vista y son daltónicos, pero tienen muy desarrollados otros sentidos como el oído, olfato, gusto y tacto. Viven no mas de 1 año.

Potencial Reproductivo:

Alcanzan la madurez sexual entre las 8 y 12 semanas de edad. Allí tiene lugar su primer celo. El período de gestación varía entre 22 y 23 días, al cabo de los que nacen un promedio de 6 crías por camada. Algunas especies como Rattus rattus (doméstico), tiene celo post parto, es decir que después del parto, las hembras están en condiciones de procrear nuevamente. Dependiendo de condiciones climáticas y alimenticias entre otras, una hembra puede tener de 5 a 9 camadas. En óptimas condiciones, se puede afirmar que una rata puede tener unos 54 hijos a lo largo de su vida

Teniendo en cuenta éstos parámetros reproductivos, una sola pareja de ratas sería capaz de originar al cabo de 1 año, unos 450.000 descendientes.

 Organización Social de las Ratas:  Involucra una estructura jerárquica compuesta por individuos dominantes y subordinados, en donde los machos Alfa lideran su grupo y para mantener su liderazgo debe enfrentarse frecuentemente a otros machos. Estos enfrentamientos comprenden conductas tales como boxeo, persecuciones, mordidas, empujones y peleas.

Las hembras presentan también jerarquías de dominancia. Una hembra preñada intenta reprimir el embarazo de otras hembras. Se ha demostrado que una hembra dominante impide el acceso a los machos por parte de las subordinadas.

Los olores juegan un papel importante en la delimitación territorial. Los miembros de un grupo tienen un olor característico y distinto a los otros grupos.

(Continúa 2da parte)