EDITORIAL
ACCIDENTES DOMESTICOS CON PLAGUICIDAS  -  Ver editoriales anteriores
Autor: Gonzalo Huertas - gh@cpdesinfecciones.com.ar

 

ACCIDENTES DOMESTICOS CON PLAGUICIDAS

El control de una plaga, ya sea en una casa de familia, en una industria o un colegio, debe ser  siempre una tarea abordada por profesionales o al menos por expertos en temas de biología y costumbres de la plaga en cuestión, conocimientos acerca de plaguicidas y toxicología y sobre todo, en temas de bioseguridad.

Esa es la tarea de las empresas profesionales en control de plagas y vectores urbanos.

Pero lamentablemente, en muchos casos, gente sin instrucción, pretende encarar un problema con insectos o con roedores, recurriendo a plaguicidas que se adquieren con facilidad en el mercado y derivan en un accidente con secuelas o consecuencias en algunos casos fatales.

Para tomar conciencia del peligro del mal uso de un plaguicida, independientemente de su toxicidad, debe tenerse en cuenta que estos son BIOCIDAS, es decir están preparados para destruir la vida de un organismo con características similares al humano, y que en el caso de los insecticidas son neurotoxicos, atacan el sistema nervioso central.

Intoxicaciones:

El veneno ingresa en el organismo a través de 3 vías.

-         por contacto (dérmico)

-         por inhalación

-         por ingestión 

En el caso de intoxicaciones por contacto dérmico, este puede darse con químicos líquidos, por ejemplo los insecticidas recomendados para combatir cucarachas, al manipularlos sin guantes. También puede ingresar al torrente sanguíneo a través de los ojos, cara, brazos y piernas.

Los casos de intoxicación por inhalación tienen lugar cuando se emplean fumigantes. Estos pueden ser fosfuros o bromuros. Recientemente se dio un lamentable caso en la ciudad de Córdoba, que arrojo como resultado la muerte de dos niños y su madre, al utilizar pastillas de fosfuro de aluminio (fosfinas) para matar ratas.

La tercera vía de ingreso, por ingestión, suele darse cuando se colocan cebos al alcance de los niños.

No solo son tóxicos los principios activos (las drogas) de una formulación, también lo son los inertes en que se encuentran. Estos generalmente son solventes, dispersantes, estabilizantes, etc. que poseen su toxicidad propia y se combinan con la del principio activo.

Efectos en el organismo:

Existen cuatro grandes grupos de insecticidas:

-         Organoclorados.

-         Organofosforados.

-         Carbamicos.

-         Piretroides.

Los Organofosforados y los Carbamicos tienen una acción directa sobre un neurotransmisor,  la acetilcolinesterasa, presente en el intercambio de información entre células nerviosas (neuronas).

Los Organoclorados se acumulan con mucha facilidad en los tejidos adiposos de humanos y animales.

Los Piretroides son altamente tóxicos en peces y aves.

 Todos ellos y hasta sus envases, si no reciben una tratamiento racional y profesional, tienden a provocar un impacto ambiental y sanitario, en muchos casos irreversibles. Las técnicas modernas de control de plagas, contemplan nuevas herramientas de control, desplazando paulatinamente el uso de plaguicidas. (ver programa MIP en nuestro sitio).

 Para obtener mayor información, dirigirse a: consultas@cpdesinfecciones.com.ar